¿Por qué adquirir un plan de Medicina Prepagada antes de ser papá?

¿Por qué adquirir un plan de Medicina Prepagada antes de ser papá?

Tener un hijo es, quizá, una de las sensaciones más maravillosas que tanto hombres como mujeres pueden experimentar. Pero el ser padre conlleva una serie de responsabilidades y, por ende, preocupaciones. Por eso es usual pensar en adquirir un plan de Medicina Prepagada antes de ser papá.

¡No te estreses por este tema! Hoy te vamos a despejar las principales dudas. Primero que todo, debes tener en cuenta que el cuidado debe comenzar desde antes del embarazo, pues la prevención y una cultura de autocuidado te ahorrarán varios dolores de cabeza. Ahora sí, ¡comencemos con las razones del por qué adquirir un plan de Medicina Prepagada antes de ser papá!

Ser padre es una de las mejores etapas de la vida. Por eso, estar preparados permite que tanto la mamá como el papá sientan el respaldo de servicios de salud a la medida y que los acompañarán en todo momento.

También, hacerlo antes del embarazo permite generar una relación de confianza. Pero, ante todo, una historia con la compañía que ofrece el plan de salud.

De esta manera se establecen mejor los servicios que necesitan, se genera un acompañamiento de especialistas de confianza, acceso a programas específicos y de bienestar, entre otros.

CTA_Plan_MP_AntesDeSerPapá

¿Pensando en ser madre? Esto debes tener en cuenta

¿Pensando en ser madre? Esto debes tener en cuenta

Si estás en planes de ser madre, debes tener en cuenta ciertas cosas que te ayudarán a llevar ese momento de la mejor manera y sin preocupaciones. Lo ideal es que planees cada paso con suficiente antelación para así evitar cualquier contratiempo.

Para ayudarte en esta nueva etapa de tu vida, de ser madre, te queremos dejar 7 tips que de seguro te serán de gran utilidad. Debes tener en cuenta que lo importante siempre será que tanto tú como tu bebé estén bien en cada momento. 

También te puede interesar: 7 consejos para quienes se estrenan como padres

1. Comienza el embarazo protegida

Lo ideal es que cuando decidas se madre cuentes con un plan de salud que te dé la seguridad y certeza que tanto tú como el bebé van a estar en las mejores manos. Debes tener en cuenta la importancia de asesorarte antes de tomar la decisión final.

2. Elige acertadamente

Contar con un plan de salud adicional al POS, te dará la ventaja y beneficio de poder elegir entre un amplio directorio médico, el especialista que desees lleve tu embarazo. Te sugerimos estudiar muy bien la hoja de vida del ginecólogo que escojas. 

Hacer esta elección de manera oportuna te asegurará llevar un control adecuado del embarazo, pues ten en cuenta que según la Organización Mundial de la Salud, OMS, mínimo debes hacerte ocho controles comenzando a más tardar en la semana 12.

3. Conoce tu salud

Una vez hayas elegido el ginecólogo que llevará tu embarazo, pídele exámenes que te ayuden a conocer tu estado actual de salud y antecedentes familiares tanto tuyos como del papá. Además pídele que te indique, una vez estés en embarazo, ante qué síntomas debes ir de inmediato a un clínica. 

Algunas de las alertas que la OMS asegura hay que acudir cuanto antes a urgencias y comunicarte con tu ginecólogo son: fiebre, sangrado vaginal, dolor abdominal, pérdida de líquido amniótico o tensión arterial elevada.

4. Lugar decidido

La clínica donde nacerá tu bebé es vital. Esta elección podrá tomar algún tiempo, por eso procura consultar con el médico que has elegido para llevar tu embarazo. ¡La decisión final tómala con base en varias recomendaciones!

5. Visita diversos especialistas

No te quedes solo con la visita al ginecólogo. Los planes de salud te dan el beneficio de acceder a diversos médicos especialistas que te ayudarán a tener un mejor embarazo. Nutricionistas y sicólogos son algunas de las opciones que tienes a tu mano y de las que puedes hacer uso cuando lo requieras. 

6. Ejercítate 

Llevar una rutina de ejercicio supervisada por un experto te ayudará que el momento del parto sea mucho más sencillo. Además, evitarás sufrir de sobrepeso y sobre todo mantendrás tu salud en un estado óptimo. 

Igualmente un estudio realizado por la Universidad Camilo José Cela, sostiene que mediante el ejercicio durante el embarazo se reduce el riesgo de preeclampsia, diabetes gestacional, parto por cesárea, y dolor lumbar o pélvico.

7. Cuida de cada detalle

Una vez tú y tu bebé salgan de la clínica, debes cuidar cada detalle. Programa visitas con pediatra y lleva una agenda de cada recomendación dada por él. Igualmente procura tener un calendario en el que rigurosamente tengas anotadas las fechas de cada una de las vacunas. 

Estos son algunos consejos que debes tener en cuenta antes de ser madre. Lo primordial será cuidar de tu bienestar y el de tu bebé. Asesórate tanto a la hora de adquirir un plan de salud que los proteja, como en el momento que junto a tu pareja comiencen el camino de convertirse en padres. 

CTA_Pensando_En_Ser_Madre

7 consejos para quienes se estrenan como padres

7 consejos para quienes se estrenan como padres

Nadie está preparado para la llegada de su hijo. Desde el primer momento surgen dudas en todo aspecto posible. Es por esto que hoy decidimos traerte 7 consejos para quienes se estrenan como padres, que sabemos te ayudarán a iniciar en esta nueva etapa. Los seleccionamos con base en las dudas más frecuentes de papás primerizos. ¡Sabemos que te serán de gran utilidad!

La planificación es vital

Antes de que el embarazo sea una realidad, debes tener en cuenta ciertos factores como los son: adquirir un plan de salud como medicina prepagada o póliza de salud, y chequeos médicos para que la mamá esté en óptimas condiciones. 

Sumado a lo anterior y una vez se esté en embarazo, siguen las decisiones de dónde nacerá el bebé y por supuesto, quién atenderá el parto. Esto será más fácil en caso de contar con un plan de salud, pues existen diversas opciones para elegir. ¡No dejes nada al azar!

Visita al especialista

Una vez estés en embarazo y hayas elegido al especialista que te atenderá, siguen los controles constantes y ecografías, los cuales serán vitales. Procura mantenerte en contacto con el médico escogido y que este te dé sugerencias en cuanto a una clínica cercana en caso de una urgencia.

Complementa

Pregunta al médico que atenderá el embarazo acerca de otros factores que se deben tener en cuenta, en cuanto a la salud de la mamá, pues complementar los dictámenes con visitas a otros especialistas como el nutricionista y hasta el deportólogo hará de esos 9 meses una etapa inigualable en todo sentido.

Pregunta una y otra vez 

En los primeros días luego del parto surgirán muchas dudas, desde cómo bañarlo hasta cuántas veces darle de comer. ¡No te preocupes, a todos nos pasa! Consulta todo al pediatra vía WhatsApp o llámalo. En algunos planes de salud tendrán a tu disposición un médico exclusivo cercano a tu hogar.

Higiene en todo momento

Acá no se trata de ser paranoico con la higiene, pero sí es clave mantener las manos limpias y en caso de resfriado utilizar tapabocas. Eso sí, en los primeros días evita recibir visitas de personas enfermas. ¡Es mejor prevenir!

Conozcanse

Desde la barriga comienza a hablar con el bebé. Cuando nazca aprende a identificar el llanto, pues esta será la manera de comunicarse con él. Debes tener presente que llorará con más fuerza o menos dependiendo si tiene hambre, le duele algo o sencillamente está incómodo o aburrido.

Disfruten esta nueva etapa

Más allá de todo, disfruta a su bebé, ¡crecen muy rápido! Ahora que estás viviendo un cambio, debes entender que toda tu rutina será distinta. Lo ideal es que hagas transformaciones en tu estilo de vida de a poco, recuerda siempre planificar.

Con estos consejos más lo que te dé tu pediatra, te será mucho más fácil ser padre primerizo. Recuerda que el contar con un respaldo en temas de salud como lo son los Planes Prepagados, te ahorrará muchas preocupaciones innecesarias.

CTA__Consejos_Estrenan_Padres

¿Estás embarazada y tienes mascotas? Esto es lo que debes saber

¿Estás embarazada y tienes mascotas? Esto es lo que debes saber

Un mito bastante común es que, una vez estás embarazada se debe salir de las mascotas. Pero, ¿qué tan cierto es esto? La verdad es que las mujeres en gestación, en la mayoría de los casos,  no deben desprenderse de ellas. Cabe aclarar que se debe tener ciertos cuidados que prevengan enfermedades como las toxoplasmosis, pues durante este periodo aumenta el riesgo de contraer este tipo de infecciones.

También te puede interesar: 7 consejos para alimentar a tu bebé

Entonces, ¿qué debes conocer acerca de este tema? Primero, una vez sepas que estás en embarazo, pídele a ginecólogo que te realice las pruebas necesarias para descartar cualquier inconveniente. Dependendiendo del resultado, debes tener en cuenta que con ciertas acciones específicas harás que tanto bebé como mascota tengan una buena relación. Algunas de estas son:

¡Durante tu embarazo!

Cambia de hábitos

Para nadie es un secreto que cuando estás embarazada las defensas disminuyen, lo que hace a la madre más susceptible a enfermarse. Es por esto que se debe dejar de lado algunas tareas y se deben delegar a otra persona. Algunas de las cosas que ya no se pueden hacer son recoger las heces de las mascotas, cepillar sus dientes, entre otras.

Controles con el veterinario

Llevar a controles periódicos con el veterinario a tu mascota evitará que tanto tú como tu bebé puedan contraer bacterias, virus, parásitos y hongos que son muy comunes en animales de compañía que no tengan sus vacunas al día. Además vas a prevenir el riesgo de contagiarte con enfermedades como la campilobacteriosis, la cual provoca diarrea, dolor abdominal y fiebre. 

Fortalece la salud del bebé

Según la Universidad de Alberta, el permitir que las mascotas convivan contigo cuando estás embarazada hará que se desarrolle bacterias intestinales que beneficiarán la salud de tu bebé. Estos microorganismos son asociados a una menor probabilidad de padecer de alergias y curiosamente a un menor riesgo de sobrepeso.

No la abandones

Para que tu mascota no se sienta celosa de tu bebé, es fundamental que las actividades que hacías con ella antes como jugar o ejercitarte las sigas realizando, así sentirá que su estilo de vida no va a cambiar con la llegada de tu hijo.

¡Cuando tu bebé llegue a casa!

Preséntalos

Esto aparte de comenzar a fomentar su relación, hará que el bebé fortalezca su sistema respiratorio. Según la misma investigación de la Universidad de Alberta, una mascota disminuye el riesgo de padecer de asma y enfermedades respiratorias.

Lo anterior se debe a que las mascotas ayudan a desarrollar las defensas del cuerpo humano, lo que conlleva que los niños son más resistentes a las infecciones respiratorias, sobre todo en su primer año de vida. 

Deja que se acerque

Esto se enlaza con el punto anterior. Permitir que tu mascota se acerque a tu bebé hará que se cree un lazo afectivo y haya confianza entre los dos. Igualmente, tu hijo al estar expuesto a un mayor número de bacterias desarrollará un sistema inmunológico más fuerte. ¡En esto último te aconsejamos asesorarte de tu pediatra!

Comparte con los dos

En pequeños momentos como el cambio de pañal o baño, permite que tu mascota esté presente. De esta manera demostrarás que los dos pueden ser amigos y hará que la mascota se sienta parte de la vida de tu hijo.

Ten en cuenta que estos consejos que puedes usar mientras estás embarazada y con tus mascotas los debes complementar con las indicaciones del pediatra. Además, procura realizar chequeos a tu bebé para descartar que se desarrolle algún tipo de alergia.

7 consejos para alimentar a tu bebé

Header-7consejos

La época de la lactancia es quizá una de las más importantes para el desarrollo del bebé y en la que la mamá más se conecta emocionalmente con su hijo. Pero durante este tiempo surgen algunas dudas que son más frecuentes de lo que piensas. Es por esto que hoy te queremos dejar 7 consejos para alimentar a tu bebé y que sabemos te serán de utilidad, más si eres mamá primeriza

Ten presente que estos consejos son caseros, pero que si notas que la cantidad de leche no está siendo suficiente o presentas dolor en los senos, debes acudir cuanto antes a un especialista. ¡Lo mejor será prevenir a tiempo cualquier inconveniente en tu salud y la de tu bebé!

Mayor succión, ¡más leche!

Si hay algo que incentiva la producción de leche es poner al bebé cerca del seno, pues susucción es el estímulo que tu cerebro necesita. Ten presente que una vez tu hijo termine de comer, debes limpiar muy bien el pezón, así evitarás que este se irrite y genere molestias con el roce del brasier. 

¡Sin tetero!

En los casos que tu bebé tenga sed, succionará con mayor intensidad tu seno para saciarse. Recuerda que la leche materna no solo lo nutre, sino que también lo hidrata; es por esto que a toda costa debes evitar el uso de biberones, pues lo puedes volver perezoso para comer.

Establece rutinas

Pregúntale al pediatra qué sugiere en cuanto a horarios y cantidades que debe comer el bebé. Lo ideal es alimentar a tu bebé recién nacido cada 2 o 3 horas con 700 a 1.000 ml., de leche materna. Igualmente, y en casos específicos, se debe complementar la dieta con una fórmula infantil recetada. Aunque cada niño es distinto, y en algunas ocasiones se saciará con menos o más leche.

Alimentación con fórmula

Como te dijimos en el consejo anterior, en algunos casos debes alimentar a tu bebé con fórmulas complementarias. Esto con la intención de proporcionarle los nutrientes faltantes para su desarrollo. Lo ideal es que le des de 2 a 4 onzas por comida, pero como las fórmulas no son baratas, te sugerimos prepararle un poco menos, y en caso que aún tenga hambre, adicionar 1 o 2 onzas más.

Nada de sólidos

Durante los primeros 6 meses no debes darle ningún alimento sólido a tu bebé, pero esto no quiere decir que durante este tiempo solo le des leche, puedes complementar su dieta con caldos bajos en sal y que hayas preparado con algo de carne o pollo. Nuevamente, antes de incluir estas opciones, consulta con el médico. 

No te afanes por la regurgitación

Algunos bebés devuelven parte de lo que comen, esto no es vómito como tal, ya que se debe a la falta de maduración de su sistema digestivo. Con el pasar de los meses tu hijo dejará de hacerlo. No obstante hay que tener cuidado, porque puede ahogarse con la leche que devuelve. Lo mejor es que le pidas algunos consejos al médico en cuanto a este tema.

Descongestiona tus pechos

Aprovecha los momentos en los que tu bebé está dormido para guardar esa leche, almacenarla y usarla en los momentos que no estás junto a tu hijo. Puedes hacer la tarea más fácil usando alguno de los aparatos que hay en el mercado.

Estos 7 consejos que serán de beneficio para ti y tu bebé. Nuevamente te recordamos que, en caso de que la producción de leche disminuya o se presente dolor, consulta con un médico especialista. ¡Es mejor acudir a tiempo!

CTA_Blog_CotizaAhora