Anestesia en el parto, todo lo que tienes que saber

anestesia parto

Una de las mayores preocupaciones, incluso empezando el embarazo, es pensar en el día del parto ¿Dolerá mucho? ¿Qué se sentirá? ¿Debería usar anestesia? Lo cierto es que se trata de disfrutar los meses de gestación y estar informada para no llevarte sorpresas. Por eso, hoy te queremos contar sobre la anestesia y todo lo que tienes que saber al respecto.

También te puede interesar Síntomas, cambios y alertas que se pueden presentar durante el embarazo

Hablamos con el Anestesiólogo Javier Mauricio García (encuéntralo en Instagram como @don.anestesiologo), quien nos habló desde su experiencia sobre el uso de anestesia, los tipos, las recomendaciones y contraindicaciones de usarla en el trabajo de parto.

anestesia parto

¿Para qué se usa la anestesia en el parto?

Antes de empezar es importante aclarar que a las mujeres embarazadas generalmente no se les aplica anestesia sino analgesia. El objetivo de esta es disminuir el dolor en el trabajo de parto cuando este es natural. Lo que se hace es poner medicamentos a nivel del sistema nervioso central, sin alterar de sobremanera el proceso del trabajo de parto. 

Por otro lado, si la paciente tiene que entrar a una cesárea, ahí si se usa anestesia. Esta tiene como objetivo quitar toda la sensibilidad para que no vaya a sentir dolor al momento de la cirugía. 

¿Cuál es el procedimiento para aplicar la analgesia durante el parto?

Existen dos opciones. Una es la analgesia peridural y la otra es la analgesia raquídea. Que una sea mejor que la otra en realidad depende de lo que decida el anestesiólogo y la necesidad de cada paciente. Ambas se ponen en medio de las vértebras de la columna, se pasa una aguja ya sea hacia el espacio peridural o al espacio raquídeo. Este procedimiento se hace bajo anestesia local para evitar molestias al paso de la aguja. 

A través de esta se puede pasar incluso un catéter por donde se pueden poner medicamentos ya sea en bolo (es decir dosis única) o en infusión (que el medicamento pase de forma continua).

¿Hay alguna restricción para el uso de analgesia o anestesia?

La principal razón por la que no se aplica anestesia o analgesia es que la paciente se niegue. Si la paciente no quiere, no se puede realizar el procedimiento. También, hay otras contraindicaciones como trastornos de la coagulación. Es decir que tenga tiempos de coagulación prolongados, ya que eso pone en riesgo a la paciente porque se pueden formar hematomas a nivel de la columna y el riesgo es mayor al beneficio. 

Además, puede pasar que haya una infección en el lugar de la punción. En este caso no sería recomendable porque se pueden llevar bacterias desde ese sitio hasta el sistema nervioso central. Una paciente con obesidad sería una contraindicación relativa porque a veces no se sienten bien los espacios de la columna y hay que tener ciertas consideraciones.

anestesia parto

¿Pueden la anestesia o la analgesia afectar al bebé?

Todos estos procedimientos tienen algún tipo de riesgo tanto para la mamá como para el bebé. Sin embargo, son muy bajos. Lo que podría pasar es que los medicamentos que se usen, de forma accidental lleguen a donde no deben llegar. Que la analgesia se convierta en anestesia, produzca un bloqueo a nivel del sistema nervioso central profundo, afectando a la mamá y repercutiendo en el bebé.

También, puede que pase que haya una reacción alérgica a los medicamentos y perjudicar la salud tanto de la mamá como del bebé.

¿Cuánto dura el efecto de la analgesia?

La duración depende de la cantidad que se use y del tipo de medicamento que se administre. Si se usará un bolo de un solo medicamento, podríamos estar sin dolor de una hora a una hora y media. Si se utiliza un bolo, más infusión continua la analgesia dura lo que dure la infusión que podría ser todo el trabajo de parto.

Recomendaciones de un especialista frente al uso de la anestesia en el parto

Siempre que se pueda la recomendación es hacerlo. Pese a que hay riesgos, estos son menores a los beneficios. 

New call-to-action
Compartir