Importancia de la consulta preconcepcional

Importancia de la consulta preconcepcional

Factores como la edad, los hábitos tanto de la madre como del padre, las enfermedades preexistentes y los medicamentos que se consumen, son determinantes a la hora de establecer el éxito de un embarazo. Por eso, el primer paso debería ser acudir donde un ginecólogo para tener una consulta preconcepcional si estás buscando quedar en embarazo. 

También te puede interesar ¿Por qué adquirir un plan de Medicina Prepagada antes de ser papá?

Hablamos con el Doctor Óscar Roncallo, Ginecólogo y especialista en embarazo de alto riesgo, ecografías, monitoreo fetal y perinatología; quien nos contó sobre la importancia de planear el embarazo, tener un seguimiento constante y oportuno, establecer los factores de riesgo y las opciones de mejora para dar a luz un bebé sano y con una mamá saludable.

Importancia de la consulta preconcepcional

Adicionalmente, la consulta preconcepcional es la oportunidad para desarrollar nuevos hábitos y evaluar aquellos con los que las futuras madres ya cuentan. En la consulta se incluye:

Realización de exámenes físicos y de laboratorio: 

Es muy importante evaluar todos los aspectos que puedan repercutir en el bebé. Por eso, bien sea antes o en los primeros meses del embarazo, se recomienda revisar la talla, el peso y tomar la tensión arterial. También, hacer una exploración de mamas, tomar una citología vaginal, una ecografía pélvica y, finalmente, realizar exámenes complementarios.

En estos últimos se incluyen: una hemoclasificación, un hemograma, un VIH, una hepatitis B, la tipificación del virus del papiloma humano, la rubéola y el toxoplasma; que son los exámenes básicos para la evaluación de una paciente. Cuando presentan enfermedades crónicas se van agregando los procedimientos pertinentes.

Modificar tus hábitos: 

La idea es que nuestros hijos sean mejores seres humanos que nosotros y la única forma en que lo puedan ser es que tengan un desarrollo neurocognitivo, psicomotor y visual mejor que el que nosotros tenemos.

Y eso solo se consigue con alimentación balanceada, dejar el licor, el cigarrillo y con una evaluación muy profunda para corregir los factores que puedan afectar el embarazo.

Vacunarte: 

A partir de la semana 16 empieza la vacunación de las pacientes embarazadas. Esta comienza con una actualización de la vacuna del tétano que son dos dosis, luego la de la influenza en la semana 17 o 18 y finalmente en la semana 26 la de la tosferina.

Cuidar tu salud mental:

Las recomendaciones son evitar escenarios que generen preocupación como estar viendo noticias todo el día, practicar rutinas sanas, alimentarse balanceadamente y a la misma hora. También, realizar actividad física y tener contacto social (hace referencia a que la mamá no se aisle totalmente).

Recuerda que consultar a un especialista será la clave para tener un embarazo exitoso. Con Seguralia puedes encontrar el plan de salud ideal para acompañarte antes, durante y después del nacimiento de tu bebé.

Seguralia Planes de Salud
Compartir