Estilo de vida: complementa tu dieta de la forma más natural

Estilo de vida: complementa tu dieta de la forma más natural

Todos conocemos la importancia de llevar una buena alimentación. Por eso hoy complementa tu dieta de la forma más natural con Diana Rojas, nutricionista y dietista egresada de la Universidad Javeriana, y pionera en el área de medicina y nutrición funcional, una línea nueva de manejo del área nutricional que busca las causas (de las patologías y trastornos alimenticios) y no solo los síntomas.

Esta profesional, quien además de ser coach cuenta con una maestría en nutrición, salud y actividad física de la Universidad Internacional de Valencia, nos dejó sus consejos en cuanto a cómo llevar un estilo de vida con una alimentación más natural.

También te puede interesar: Vida sedentaria: conoce cómo evitarla y cómo cambiar tus hábitos

¿Cómo lograr un balance alimenticio que no caiga en excesos?

Primero hay que informarse y entender qué es una etiqueta nutricional. Lastimosamente en Colombia no tenemos los sellos sintetizados, sino todavía es una tabla. Esto hace que aún se identifiquen únicamente las calorías, comportamiento que no es importante dentro de la alimentación diaria, pues se debe mirar todos los componentes y los ingredientes de los alimentos, no solo uno.

Además, en este momento estamos bombardeados con muchos de los alimentos que nos ofrece la industria, y estos son llenos de azúcar; ingrediente que es un detonante inflamatorio que bloquea el metabolismo. Es por esto que yo le digo a mis pacientes que no se trata de hacer dieta, sino de saber elegir los alimentos y las porciones adecuadas. Es tener un balance de colores, porciones y sobre todo tener todos los grupos alimenticios balanceados.

¿Dentro de un balance alimenticio existen alimentos buenos y malos? ¿Por qué?

No hay alimentos buenos y malos. El error lo cometemos en la forma cómo los preparamos. La idea es manejar porciones que sean adecuadas, tratar de priorizar si me alimento con carnes o proteínas animales.

Lo ideal es que el plato contenga proteína, verduras y grasas buenas como lo son el aguacate y las semillas. Además de comer dos o tres porciones de frutas al día, pero no hay alimentos malos. Todo depende cómo los utilicemos, por ejemplo, el aceite de oliva es muy bueno, tiene todas sus propiedades, pero si preparo una carne o un pescado y lo saturo con ese aceite lo daño. Igual con la fruta, una cosa es comerse una naranja y otra un jugo de naranja que al exprimirlo molecularmente se le dispara el azúcar.

¿Qué tan saludable es llevar completamente una dieta verde?

Todo es un balance, ni para un lado ni para el otro. Los alimentos verdes como tal tienen un equilibrio, pero siempre hace falta el aporte de la proteína. Me refiero a que si se desea este nutriente tendría que tener granos y estos tienen un complemento con los cereales, es decir, el arroz o la quinoa. Esta mezcla hace que se complemente.

En una dieta verde, solo tendríamos vitaminas y minerales, pero para que se cubran los requerimientos diarios, se tendría que comer en exceso.  ¡Todo es un balance!

¿Es o no recomendable el llevar una dieta 100% vegana? Esto debido a que se supone que el cuerpo necesita nutrientes que solo da la carne.

Actualmente hay asociaciones médicas e incluso de nutrición que avalan las dietas veganas como una forma de alimentación saludable, siempre y cuando se tenga una orientación profesional y el balance de nutrientes.

En los casos de los niños veganos siempre hay una tendencia a ser de menor tamaño. Esto debido a deficiencias, sobre todo en las vitaminas, la fijación de nutrientes, hierro y calcio. Pero esto se puede suplir, siempre y cuando haya el acompañamiento de un profesional. 

Normalmente se sustituye con vitamina D y B12 que, pese a que están en algunos granos y semillas, no cumplen con el aporte. Igualmente hay que monitorear las cantidades durante el día.

La dieta verde es más una técnica culinaria, ya que cada alimento tiene los nutrientes necesarios para que, en sus cantidades y mezclas, tengan un aporte saludable. La idea es no llegar a los extremos.

Para usted, ¿cuál de las tres comidas principales es más relevante y por qué? ¿Cuántas comidas sugiere al día para una dieta natural?

La medicina funcional, en este aspecto, contradice un poco a la nutrición tradicional. Normalmente se aconseja comer cada tres (3) horas, varias veces al día, pero en la medicina funcional esto no es así. La idea es no estimular el exceso de insulina, la cual es una hormona inflamatoria en el cuerpo.

En la medicina funcional las tres comidas principales (desayuno, almuerzo y cena) son muy importantes. La idea es que, dependiendo cuál sea el estilo de vida desde la parte nutricional, se cree un balance. Pero diría que el desayuno es el alimento más importante.

Los niños tienen más desgaste en la parte de concentración, educación y cosas de esas; en el adulto mayor el desayuno es fundamental para evitar desgastes musculares. Entonces los tres tiempos de comida son importantes, pero ¡el desayuno lo es aún más!

¿Cómo encontrar un equilibrio en un estilo de vida fit y una alimentación saludable sin caer en excesos?

Educación, pero con un profesional de la salud responsable y no influenciadores, cosas que se encuentran en una revista o en cursos de dos horas. Todos los metabolismos son diferentes, hay patologías que toca mirar, exámenes y demás. Es por esto que todo debe ser bajo una parte saludable y ¡educación!

¿Qué elegir, un nutricionista o un coach nutricional para mejor nuestra dieta y hacerla más natural?

Es una pregunta fuerte desde el área profesional. Siempre te voy a decir que una nutricionista, aunque el área funcional siempre va más enfocada hacia el health coach, pero yo no tengo esa rivalidad. Pienso que como nutricionista yo tengo la formación profesional, científica, estudio cantidades en patologías relacionadas en la parte médica, para asumir la responsabilidad de evitar alteraciones en la salud ocasionadas por un mal manejo. Una opinión médica pesa en el sentido que, como nutricionista nosotros vemos materias y tenemos todo el conocimiento de fisiopatología.

Muchas veces los health coach tienen más experiencia en el manejo culinario, en la práctica, te ayudan a modificar hábitos, miran tus conductas, tus falencias, te hacen estímulos y motivaciones que los nutricionistas por estar en una clínica no miran.

Diría que los health coach son un complemento con el nutricionista. Todo llega hasta cierto punto, una persona con patologías debe ser manejada por un profesional de la salud.

¿Cuáles son esos 5 consejos que usted daría para poder llevar una dieta más natural, pero sobre todo saludable?

1. Leer las etiquetas nutricionales, no comer entero.

2. No consumir alimentos con azúcares ocultos, que todos ven, pero hay que saberlos identificar.

3. Hacer ejercicio.

4. Planear la alimentación.

5. Volver a la comida real.

Todo involucra un bienestar. Primero se debe pensar en sí mismo y no preocuparse por la industria, pues hay muchos tóxicos y alimentos ultra procesados.

En Seguralia sabemos que los consejos dejados por Diana te ayudarán a llevar un estilo de vida que complemente tu dieta de la forma más natural, todo orientado a mejorar tu estado de ánimo y más que nada contar con una salud en óptimas condiciones.

Especialisata Seguralia

7 consejos para alimentar a tu bebé

7 consejos para alimentar a tu bebé

La época de la lactancia es quizá una de las más importantes para el desarrollo del bebé y en la que la mamá más se conecta emocionalmente con su hijo. Pero durante este tiempo surgen algunas dudas que son más frecuentes de lo que piensas. Es por esto que hoy te queremos dejar 7 consejos para alimentar a tu bebé y que sabemos te serán de utilidad, más si eres mamá primeriza

Ten presente que estos consejos son caseros, pero que si notas que la cantidad de leche no está siendo suficiente o presentas dolor en los senos, debes acudir cuanto antes a un especialista. ¡Lo mejor será prevenir a tiempo cualquier inconveniente en tu salud y la de tu bebé!

Mayor succión, ¡más leche!

Si hay algo que incentiva la producción de leche es poner al bebé cerca del seno, pues susucción es el estímulo que tu cerebro necesita. Ten presente que una vez tu hijo termine de comer, debes limpiar muy bien el pezón, así evitarás que este se irrite y genere molestias con el roce del brasier. 

¡Sin tetero!

En los casos que tu bebé tenga sed, succionará con mayor intensidad tu seno para saciarse. Recuerda que la leche materna no solo lo nutre, sino que también lo hidrata; es por esto que a toda costa debes evitar el uso de biberones, pues lo puedes volver perezoso para comer.

Establece rutinas

Pregúntale al pediatra qué sugiere en cuanto a horarios y cantidades que debe comer el bebé. Lo ideal es alimentar a tu bebé recién nacido cada 2 o 3 horas con 700 a 1.000 ml., de leche materna. Igualmente, y en casos específicos, se debe complementar la dieta con una fórmula infantil recetada. Aunque cada niño es distinto, y en algunas ocasiones se saciará con menos o más leche.

Alimentación con fórmula

Como te dijimos en el consejo anterior, en algunos casos debes alimentar a tu bebé con fórmulas complementarias. Esto con la intención de proporcionarle los nutrientes faltantes para su desarrollo. Lo ideal es que le des de 2 a 4 onzas por comida, pero como las fórmulas no son baratas, te sugerimos prepararle un poco menos, y en caso que aún tenga hambre, adicionar 1 o 2 onzas más.

Nada de sólidos

Durante los primeros 6 meses no debes darle ningún alimento sólido a tu bebé, pero esto no quiere decir que durante este tiempo solo le des leche, puedes complementar su dieta con caldos bajos en sal y que hayas preparado con algo de carne o pollo. Nuevamente, antes de incluir estas opciones, consulta con el médico. 

No te afanes por la regurgitación

Algunos bebés devuelven parte de lo que comen, esto no es vómito como tal, ya que se debe a la falta de maduración de su sistema digestivo. Con el pasar de los meses tu hijo dejará de hacerlo. No obstante hay que tener cuidado, porque puede ahogarse con la leche que devuelve. Lo mejor es que le pidas algunos consejos al médico en cuanto a este tema.

Descongestiona tus pechos

Aprovecha los momentos en los que tu bebé está dormido para guardar esa leche, almacenarla y usarla en los momentos que no estás junto a tu hijo. Puedes hacer la tarea más fácil usando alguno de los aparatos que hay en el mercado.

Estos 7 consejos que serán de beneficio para ti y tu bebé. Nuevamente te recordamos que, en caso de que la producción de leche disminuya o se presente dolor, consulta con un médico especialista. ¡Es mejor acudir a tiempo!

Seguralia Planes de Salud