Cómo abandonar el sedentarismo y adoptar nuevos hábitos saludables

como-abandonar-el-sedentarismo

Conversamos con Diana Daniels, Health Coach del Institute For Integrative Nutrition de Nueva York (IIN) Certificada en Programación NeuroLingüistica (PNL) ) y en Coaching de Liderazgo y Desarrollo Organizacional, quien nos contó porque es un desafío adoptar hábitos saludables y nos compartió algunos consejos para lograrlo.

Cuéntanos un poco acerca de ti ¿Quién es Diana Daniels? 

Me describo como una mujer empoderada de su vida, sana, alegre.        Totalmente apasionada por lo que hace. Optimista. Siempre me reconocen por ser una mujer con mucha energía, vitalidad. Esto se debe a que de un tiempo para acá me hice el propósito de vivir en el presente, en alineación con mi fuente divina (que yo llamo Dios) como con mis metas y sueños. 

También me he certificado como Healt Coach en The Institute Integrative Nutrition de Nueva York y en Programación NeuroLinguistica (PNL). Además de eso, tengo un máster en liderazgo y desarrollo organizacional. De profesión soy odontóloga, epidemióloga y estudié gerencia en salud. 

Mi propósito es brindarle a las personas conocimientos y herramientas que les ayuden a recuperar su salud, bienestar y calidad de vida.

¿Qué es un Health Coach?

Un coach de salud y bienestar es un aliado que logra inspirar y cocrear con las personas (y empresas) un camino para lograr mejoras en su salud y bienestar. Un ejemplo muy claro son los entrenadores de los gimnasios. Ellos le están diciendo a las personas que los contrataron qué ejercicio hacer, cuánto peso levantar, cómo hacer bien el ejercicio; pero quien hace el ejercicio es la persona. Nosotros somos una guía. Lo mismo pasa con los Health Coach. Damos información, herramientas y técnicas, pero es la persona quien realiza la acción y define que hacer y que no hacer. 

¿Qué es Programación Neurolingüística?

La programación neurolingüística (PNL) es una ciencia que se ha basado en estudiar la neuroplasticidad del cerebro. Tu cerebro es como una plastilina que tu puedes modelar. Esto se hace por medio de técnicas y herramientas que usamos los que conocemos de PNL para que la persona empiece a hacer esos cambios y reprogramar. Esa reprogramación se hace no solo con lo que se dice sino también con lo que se piensa y con lo que hace. 

¿Por qué es importante ser físicamente activo y que relación tiene con la salud mental?

Todo el mundo sabe que la actividad física es necesaria para la salud y mucha gente no lo hace, pese a que sabe que es buena para la salud. El cuerpo está hecho para moverse. En la prehistoria nos la pasábamos en constante movimiento porque éramos nómadas. Y esto va más allá de estar en forma. Pero estar en forma afecta tu psicología porque cuando no lo estás, tienes problemas de autoestima, seguridad, falta de confianza, falta de energía, etc. 

Un cuerpo sano es una herramienta de trabajo personal. Cuando empiezas a cuidar tu cuerpo y a trabajar por él, empiezas a ganar un estado de poder personal. Mejoras tu seguridad, tu autoestima, vitalidad, etc. Incluso, los estudios demuestran que incrementa tu creatividad y concentración. Va más allá de lo estético.

Cuando tu entrenas a tu cuerpo, tu transformas tu psicología. Cuando estás en actividad física (cualquiera que disfrutes) activas una farmacia interna que son las hormonas de la felicidad. Por eso los que hacemos ejercicio físico nos encanta hacerlo porque se libera dopamina, endorfinas, serotonina y oxitocina. Entonces es como si tuvieras un punch de energía permanente. 

¿Es posible implementar el hábito de hacer ejercicio? ¿cómo no fracasar en el intento?

Esta pregunta me la hacen todo el tiempo y la vivo con mis pacientes. El crear un hábito, sea el ejercicio, la alimentación e incluso dejar adicciones, requiere hacer cambios y puede ser un gran desafío. Pero trae una gran recompensa. 

Lo primero es entender que es normal que esto sea un desafío. Le pasa a todos los seres humanos porque nosotros tenemos un cerebro de más de 2.000 millones de años. Es un cerebro primitivo y esta hecho para que nosotros sobrevivamos. Entonces funciona con dos fuerzas. Dolor y placer. Él va a evitar al máximo todo lo que a ti te genere dolor (o lo que él crea que te lo genera) y va a buscar todo lo que le genera placer. Lo hace porque quiere que tu sobrevivas.       

Por el contrario, cuando encuentras algo que te genera placer, eso va a ser mejor para él y te lo va a permitir sin resistencia. La mayoría de los seres humanos tienen asociado el ejercicio o a llevar un plan de alimentación con el dolor. No es un tema de fuerza de voluntad. Por esa razón no se desarrolla el hábito. 

Cuando tu entiendes que la fórmula para generar cualquier hábito es generar esas neuro-asociaciones, vas a lograr un cambio. Tu debes empezar a moldear tu cerebro haciendo nuevos anclajes y afirmaciones y llevarlos a la práctica para demostrarle al cerebro que ese nuevo hábito es placentero.

Quítate esas cosas que te generan dolor o pereza. Si yo le digo a mi cerebro “que pereza hacer ejercicio, es que me duele”, muy difícilmente la persona va a desarrollar el hábito. Debemos enseñarle al cerebro que eso ya paso. 

“Tu pasado no te define tu futuro”. 

Está en ti la decisión de cambiar esas asociaciones del dolor con hacer ejercicio, del dolor de llevar un plan de alimentación saludable. Tienes que reemplazarlo por asociaciones que te den placer. Este es el método que no falla y está demostrado científicamente. 

Haz cosas que te motiven como comprarte unos tenis bien chéveres, una sudadera con la que te sientas cómodo y empieza por darle una vuelta a la manzana. Poco a poco le vas mostrando al cerebro, con lo que estás pensando y con lo que estás haciendo, que eso es placentero. 

La gente abandona los buenos hábitos porque no tienen el cerebro entrenado. El cerebro es el 80% de tu éxito. Si lo entrenas y lo haces tu aliado aseguras un buen resultado. 

¿Qué tips puedes darnos para entrenar el cerebro?

El primer paso es reconocer que esto es un acto de autorresponsabilidad. Solamente depende de cada persona en tomar acciones diferentes. Debes empezar porque realmente lo quieres. 

El paso siguiente es identificar las neuro-asociaciones que tenemos con la actividad física. Es decir, por qué no la haces. Debes hacerte preguntas poderosas como:

  • ¿Qué creo yo del ejercicio?
  • ¿Por qué no lo hago?

Ahí vas a encontrar cuál es el dolor asociado con el ejercicio. 

Después de esto vas a establecer el plan de acción para cambiar la asociación de dolor que tienes por placer. 

¿Cómo manejar la frustración de intentarlo y fallar? 

Cuando tu ya entiendes que es normal que este tipo de cosas pasan. La frustración es una sensación de haberte fallado a ti mismo. Cuando tu te das cuenta (luego de responder las preguntas que mencioné anteriormente) en donde se origina el dolor que te lleva a fallar. Ahí es cuando te das cuenta que no depende solo de ti. Porque si fuera así, es lo que conocemos como fuerza de voluntad y esta es limitada. Eso no es sostenible en el tiempo.

Acá lo que queremos es desarrollar un hábito y no cambiar un comportamiento por un periodo corto de tiempo. 

Trabaja en ti y sigue estos pasos:

  1. Pregúntate: ¿qué quieres lograr?
  2. ¿Por qué lo quieres lograr?
  3. ¿Qué voy a hacer?

Si esto no lo tienes claro, no le estás diciendo a tu cerebro para dónde ir, entonces es mejor que no lo hagas.

¿Cómo saber si realmente quiero dar ese paso?

Te invito a que sueñes en grande y en la vida que quieres. Te invito a que pienses en cómo te quieres ver, sentir y ser. Nadie más que ti sabe cómo sería una vida extraordinaria. Hablando en términos de salud y de cuerpo. Imagínate cómo quieres sentir, estar y verte. Ese sería el qué.

Lo segundo es que te preguntes el por qué. La razón es lo que te motiva a verte así. Ese sería tu motivador para que no se quede en un mapa de sueños o escrito en una lista.

Y el tercer ingrediente es el piloto. El piloto eres tú. Ahí el trabajo es más tuyo que de otras personas. Es el piloto el que debe saber que es lo que quiere y cómo lo va a hacer. 

¿Qué tanta relevancia tiene la alimentación en este proceso?

Tiene todo que ver. Es nuestra gasolina. Está comprobado científicamente que las personas que se alimentan de manera saludable pueden llegar hasta un 70% más de energía que las personas que consumen alimentos procesados. 

Sigue a Diana Daniels en la cuenta de Instagram @dianadanielscoach 

Visitar web
Compartir

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

You may use these HTML tags and attributes:

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>